martes, 4 de abril de 2017

Dabigatrán* reduce el riesgo de hemorragias graves en pacientes con fibrilación auricular sometidos a ablación con catéter

Dabigatrán*, el primer y único anticoagulante oral de acción directa que cuenta con un agente de reversión específico comercializado, ha demostrado de nuevo tener un perfil de mayor seguridad, en comparación con la warfarina, tal y como se presentó durante la 66ª sesión científica del American College of Cardiology. El estudio RE-CIRCUIT®, que se publicó al mismo tiempo en el New England Journal of Medicine (NEJM), muestra que los pacientes con fibrilación auricular que tomaban dabigatrán* sufrieron menos hemorragias y menos acontecimientos adversos graves al someterse a un procedimiento de ablación con catéter, en comparación a aquellos que tomaban warfarina.

Este estudio demostró una reducción absoluta del 5,3% del riesgo de hemorragias graves, así como una reducción del riesgo relativo del 77,2% con la toma ininterrumpida de dabigatrán* antes, durante y después de la ablación con catéter, en comparación con la toma ininterrumpida de warfarina. Solo 5 de los 317 pacientes tratados con dabigatrán* sufrió algún tipo de hemorragia grave, mientras que 22 de los pacientes que tomaban warfarina tuvieron que ser atendidos por hemorragia grave. Además, no se produjo ningún accidente tromboembólico en los pacientes tratados con dabigatrán*, mientras que en el grupo tratado con warfarina sí se registró un caso. Dabigatrán* mostró una incidencia de hemorragias leves similar a la de warfarina (59/317 frente a 54/318); mientras que se registró un porcentaje menor de acontecimientos adversos graves (18,6% con dabigatrán* vs. 22,2% con warfarina)

Anualmente, se realizan más de 200.000 ablaciones con catéter en todo el mundo. La ablación con catéter es uno de los principales tratamientos establecidos para la fibrilación auricular sintomática. Las principales complicaciones asociadas a este procedimiento son el ictus periprocedimental o accidente isquémico transitorio, así como el taponamiento cardiaco. Por esta razón, la anticoagulación sistémica antes, durante y después de la ablación es clave para reducir el riesgo de estos accidentes cerebrovasculares, a la vez que se busca minimizar la posibilidad de hemorragias.

El estudio RE-CIRCUIT® registró solo un paciente del grupo de dabigatrán con hemorragias graves que requirió intervención médica, de un total de cuatro que requirieron atención médica. En ningún caso fue necesario el uso de idarucizumab±, el agente de reversión específico para dabigatrán* que permite revertir de manera inmediata el efecto anticoagulante en caso de urgencia. En el grupo de pacientes tratados con warfarina, 21 pacientes con hemorragias graves requirieron atención médica, y 11 de ellos tuvieron que someterse a una intervención. 

El director médico de Boehringer Ingelheim España, Holger Gellermann, afirma, “una vez más, hemos demostrado las ventajas que dabigatrán* tiene frente a otros anticoagulantes, como en este caso la warfarina. Además, es muy importante destacar que dabigatrán* cuenta con un agente de reversión específico que aporta un extra de control tanto a médicos como pacientes, ya que disponen de una solución inmediata en caso de urgencia.”

A pesar de que en ninguno de los casos detectados en el estudio fue necesaria la administración de idarucizumab± para frenar la hemorragia, la existencia de este agente de reversión, pionero y hasta el momento único en el mercado, supone otra potencial ventaja para la prescripción de dabigatrán*. Además de actuar de manera inmediata, sostenida y completa, el tratamiento anticoagulante puede retomarse con normalidad 24 horas después de la administración del agente de reversión, por lo que es más sencillo mantener el control sobre los niveles de coagulación de los pacientes.

RE-CIRCUIT® forma parte del programa de innovación de Boehringer Ingelheim en el tratamiento anticoagulante para pacientes y médicos. Tras lanzar dabigatrán*, el primer anticoagulante oral de acción directa, la compañía obtuvo en 2015 la aprobación de idarucizumab±, destinado al uso en situaciones de urgencia en las que se necesita una reversión inmediata del efecto anticoagulante de dabigatrán*. Idarucizumab± está disponible en las farmacias hospitalarias de más de 5.500 hospitales en todo el mundo, incluidos más de 2.500 hospitales europeos y 166 a nivel nacional.


No hay comentarios: