domingo, 16 de abril de 2017

Mantener y reforzar los hábitos de higiene



Algunas de las consultas en pediatría sobre molestias gastrointestinales tienen su origen en la falta de higiene. Unas manos sucias pueden contenermillones de bacterias, siendo muchas de ellas patógenas. Así que recordar a los padres que repitan la frase “lávate las manos antes de comer” es una medida de prevención totalmente justificada. Los hábitos de higiene deben empezar cuanto antes.

Hay algunas pautas básicas que pueden ser útiles para conseguir que tus hijos adopten el hábito de la higiene –no sólo la personal, sino también la de su entorno, en las medidas de sus posibilidades. Responsabilidad limitada. Es recomendable definir qué pueden hacer ellos y qué requiere de tu ayuda. Por ejemplo, lavarse las manos antes de comer o cepillarse los dientes es un hábito que acabarán haciendo ellos solos. Ventilar su habitación, quizás requiere de tu ayuda. Mantener su habitación limpia, puede que sea tu responsabilidad.

Según la edad y el grado de madurez, puedes ir delegando algunas medidas higiénicas. Higiene corporal. Es imprescindible que cada vez sean más autónomos en su higiene personal. Desde lavarse las manos, a cepillarse los dientes, los niños deberían ser también autónomos en la ducha y el vestirse. Es imprescindible estar siempre disponible a ayudarles y enseñarles a hacerlo correctamente.

Sé constante y comparte el hábito: es clave tener paciencia para conseguir que tus hijos adopten un hábito, y debes ser especialmente perseverante con el de la higiene.

Será más fácil que tus hijos adopten un hábito como algo normal y necesario si les ayudas a hacerlo, o incluso compartís los hábitos de higiene –por ejemplo, yendo juntos a lavaros las manos antes de comer, o cepillarse los dientes en el mismo momento después de cenar.  io

1 comentario:

Blogger dijo...

11,000,000 Identities stolen over the last year. You might be next. Protect yourself with IdentityForce.